miércoles, 14 de marzo de 2007

La cuantización de Bohr

Viene de: Física cuántica: las partículas que son ondas


Cuando hablábamos del modelo de Bohr para el átomo de hidrógeno, decíamos que necesitó imponer un postulado, es decir, una condición de la que no tenía demostración, pero que le permitía explicar los fenómenos observados. Esta condición era que los electrones se hallan orbitando en torno al núcleo en órbitas cuyo momento angular era un número entero de veces la constante reducida de Planck.

La hipótesis de De Broglie, y la evidencia de que un electrón es una onda permite resolver este escollo. Cuando una onda se halla confinada en un espacio acotado, sólo puede tener longitudes de onda del tamaño del espacio en que está. Una cuerda de guitarra, por ejemplo, puede vibrar con longitudes de onda múltiplo de su longitud. De igual forma, si lo aplicamos ahora a un electrón, su longitud de onda debe ser tal, que sea un número n de veces la órbita que recorre:


lorbita=2pr=nl

La longitud de onda se puede expresar como el momento cinético:



El primer término corresponde al momento angular de la órbita del electrón, que es la condición de cuantización que Bohr necesitaba.

Ver también: Cuantización de las órbitas del átomo de Bohr

No hay comentarios: